3×995 – Cremación

Publicado: 15/09/2015 en Al otro lado de la vida

995

 

Tanatorio municipal de Sheol

30 de agosto de 2008

 

GUILLERMO – ¡Ni hablar!

TRABAJADOR FUNERARIO – Pero aquí dice que su padre…

GUILLERMO – Pues ese papel está equivocado. Él me expresó personalmente su voluntad de no ser incinerado. ¡Ayer mismo!

TRABAJADOR FUNERARIO – Lo lamento mucho, caballero, pero en caso de discrepancia, siempre prevalece la última voluntad del finado. Y esa es la que figura aquí, con su consentimiento firmado.

GUILLERMO – ¡Pero si te estoy diciendo que me lo dijo ayer, antes de morirse! ¿Qué más dará lo que ponga en ese papel? ¿Es que no me estás escuchando?

TRABAJADOR FUNERARIO – Entiéndalo. En estos casos lo que impera es su consentimiento escrito. Lamento mucho la confusión, pero me te que no…

GUILLERMO – ¡¿Qué confusión ni que niño muerto?!

Los familiares de un niño que estaba siendo velado se giraron hacia los dos interlocutores, visiblemente molestos por el tono de su conversación. El trabajador funerario sintió una gota de sudor frío recorrerle la sien. No era la primera vez que se encontraba en una situación como esa, pero aquél hombre parecía especialmente conflictivo, y no estaba dispuesto a dar su brazo a torcer.

TRABAJADOR FUNERARIO – Haga el favor de bajar un poco el tono de voz. Aquí hay gente que lo está pasando muy mal.

GUILLERMO – ¡Tú me lo estás haciendo pasar mal a mí! ¡Será posible!

TRABAJADOR FUNERARIO – Acompáñeme aquí al despacho, y…

GUILLERMO – ¡Que no! Te estoy diciendo cuál fue la última voluntad de mi padre, y si no te da la real gana de acatarla, me llevaré su cuerpo a otro tanatorio. Y además os meteré una denuncia que se os va a caer el pelo.

El trabajador funerario se disponía a seguir intentando tranquilizarle, cuando junto a él apareció el director del tanatorio, vestido de traje y corbata, con el pelo engominado y una cálida sonrisa en el rostro.

DIRECTOR – Soy el director del centro, Enrique Sánchez.

El director ofreció su mano a Guillermo, y éste se la estrechó, más por instinto que por convicción. Estaba muy excitado.

DIRECTOR – ¿En qué puedo ayudarle, caballero?

GUILLERMO – Este hombre, que dice que quiere incinerar a mi padre. Yo le estoy diciendo que él me expresó su voluntad de ser enterrado en la parcela familiar, junto a su esposa. Pero no hay quien haga entrar en razón a su compañero.

TRABAJADOR FUNERARIO – Pero aquí, en el informe, pone clarísimamente que el difunto quería ser cremado.

El trabajador funerario ofreció el documento a su jefe, y éste lo inspeccionó con detenimiento durante mucho más tiempo del necesario para averiguar qué decía. Gracias a ello, consiguió mantener en silencio a Guillermo el tiempo suficiente para que se relajase un poco.

DIRECTOR – Esto lo firmó su padre hace seis años.

GUILLERMO – Sí. Por eso mismo se lo digo. Hace ya mucho tiempo de eso, y desde entonces, cambió de opinión, y… me lo expresó ayer, poco antes de morir. Y no voy a tolerar que se viole la última voluntad de mi padre por lo que ponga en ese dichoso papel.

DIRECTOR – Tranquilicémonos. Nadie va a privar a su padre de su última voluntad. Aquí estamos para apoyarle en estos momentos tan difíciles, y tratar de hacer que sean lo más llevaderos posible, dadas las circunstancias.

Guillermo respiró hondo, tratando de relajarse. Se había exaltado mucho al descubrir que su padre iba a ser incinerado, y aún le temblaban las piernas. De no haber madrugado para ir al tanatorio, siguiendo las directrices que exponía aquél documento con sus últimas voluntades, a media mañana ya se lo hubiera encontrado en una urna.

DIRECTOR – A ver… ¿Hay más familiares directos de su padre que puedan… discrepar de ese… pequeño cambio en su última voluntad? ¿Hermanos, esposa, otros hijos…?

GUILLERMO – Sólo mi hermana. Pero… ella… no está ahora en condiciones de que la molesten.

DIRECTOR – ¿Su padre no tenía más familiares directos?

GUILLERMO – No. Era viudo, no tenía hermanos, y sus padres murieron hace ya muchos años.

DIRECTOR – ¿Su hermana es mayor de edad?

GUILLERMO – Sí, pero ella también estaba presente cuando mi padre expresó su última voluntad. Está pasando unos momentos muy difíciles, y no quiero molestarla con estos asuntos. Confío que lo comprenda.

DIRECTOR – Por supuesto, caballero.

El director entregó el documento de vuelta a su trabajador, y le invitó a archivarlo de nuevo, aprovechando para quitárselo de encima.

DIRECTOR – No va a haber ningún problema con el cambio de planes. Sólo… habrá un… minúsculo inconveniente. La hora del sepelio ya está concertada esta tarde, a las seis, como habíamos acordado. Su padre ocupará descansará en la parcela familiar, junto a su esposa, pero… Tras el accidente, su padre no ofrece un aspecto…

El director tragó saliva, mientras buscaba las palabras apropiadas.

DIRECTOR – Adecuado para recibir el último adiós de sus seres queridos. Con la cremación, ese pequeño escollo desaparecía, pero con este cambio de planes, sería aconsejable tomar algunas medidas. Aquí en el centro tenemos un excelente tanatopractor que devolvería a su padre el aspecto previo al accidente, para que pudiese recibir el último adiós de sus seres queridos con la mayor de las normalidades. Pero eso… implicaría un pequeño incremento al presupuesto original.

GUILLERMO – ¿Eso es todo?

DIRECTOR – Sí usted nos da su visto bueno, sí. Yo mismo me encargaré de que se haga, a la mayor celeridad posible.

GUILLERMO – Sí, sí. Haced lo que tengáis que hacer. Tenéis mi número de cuenta. Se lo di a tu compañera ayer.

DIRECTOR – Perfecto. Entonces, no habrá ningún problema. Acérquese a las cinco de la tarde para acabar de arreglar todo el tema… burocrático, e informe a los amigos y familiares que el sepelio se celebrará a las seis en punto, tal como habíamos acordado con usted. Nosotros nos encargaremos de todo lo demás.

GUILLERMO – Pues muchas gracias.

DIRECTOR – A usted.

Guillermo estrechó de nuevo la mano del director, y salió por la puerta principal del tanatorio con una sonrisa de oreja a oreja, aún cuando debiera estar destrozado por la tragedia que hacía escasas horas había sobrevenido a su cada vez más escasa familia. No se reconocía en ese papel, pero estaba muy excitado y emocionado. Había pasado la noche en vela, y en todo ese tiempo había tenido ocasión de reflexionar largamente sobre lo que había pasado las últimas horas, hasta convencerse de que su padre en realidad no estaba muerto, al menos no en el sentido estricto de la palabra, pues creía que aquella aparentemente inocente muestra de sangre que celosamente guardaba en su congelador, acabaría devolviéndolo a la vida.

Anuncios
comentarios
  1. Betty dice:

    Aquí tenemos una muestra clara de la soberbia de Guillermo y su carácter… 😉

    Saludos

    Betty

    • En realidad es todo teatro. Una transacción win-win. Guillermo consigue que el cuerpo de su padre siga de una pieza, para poder llevar a cabo su plan genial, y el director consigue un pequeño extra económico, por limitarse a hacer la vista gorda. Lástima del planeta tierra, que verá erradicada la raza humana por un poco de codicia. xD

      David.

  2. battysco dice:

    Me imagino que el padre no había cambiado de opinión sobre la incineración y que es Guillermo quien manipula ese hecho para poder “devolverlo a la vida”. Si eso es así, su actitud va en la misma dirección de lo que pretende hacer. Por lo tanto, nada que por el momento me desentone.

    Opiniones para todos los gustos y colores. La verdad es que me gusta que un personaje cree tantas discrepancias, así el debate se vuelve más emocionante.

    Sonia.

    • José murió en el acto, y no tuvo ocasión de hacer ningún tipo de alegato de últimas voluntades. Como bien avecinas, Guillermo lo que quiere es que se preserve la integridad de su cadáver para poder llevar a cabo su plan genial.

      Este flashback es de los cortitos. Sólo queda un capítulo más y retomaré la historia de Bárbara con él como la dejé antes del salto hacia Olga y Gustavo.

      David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s