3×1066 – Opuesto

Publicado: 01/11/2016 en Al otro lado de la vida

1066

 

Obra abandonada en el barrio de Bayit

27 de diciembre de 2008

 

PARIS – Pues vamos, y ya está.

CARLOS – No. No es tan fácil. Eso… hay que pensarlo bien, antes, Paris. Imagina por un momento que son gente como la que atacó el hotel. Parece mentira. ¿Ya no te acuerdas de lo que pasó la otra vez?

PARIS – Sí… sí me acuerdo. ¿Te acuerdas tú de quién lo solucionó?

Carlos puso los ojos en blanco. Paris jadeaba a su lado, agotado por el esfuerzo. El instalador de aires acondicionados no daba crédito a cómo aquél hombre, en semejante estado físico, había conseguido trepar de una sentada hasta arriba de la grúa, donde ambos se encontraban en ese momento. Los altibajos emocionales de Paris le resultaban cada vez más molestos. Ahora se comportaba como un chiquillo inquieto e hiperactivo, deseoso de aventuras, y él era plenamente consciente de que nada de lo que dijese le haría cambiar de parecer. No por ello dejó de intentarlo.

El dinamitero miró de nuevo a través de los prismáticos hacia aquél alto edificio en la costa septentrional de la ciudad. Un total de nueve sábanas, todas blancas a excepción de un par de ellas que tenían un color azul pálido, cosidas concienzudamente entre sí formando un enorme lienzo, lucían colgadas de la fachada, atadas en su perímetro a las barandillas de los balcones, a ventanas y tuberías de gas. Dos únicas palabras, escritas con letras rojas de más de dos metros de altura y con la pintura corrida pese a resultar perfectamente legibles, rompían la uniformidad de ese montaje: VIVOS DENTRO. No había mucho margen a la interpretación.

PARIS – Yo voy a ir. Vosotros haced lo que os dé la gana. Tampoco te estoy pidiendo que me acompañes, ¿eh?

CARLOS – No nos conviene dar un paso en falso ahora, con todos los críos y los bebés que tenemos a nuestro…

PARIS – ¡Joder! Parece mentira que seas precisamente tú quien dice eso.

Carlos recordó cómo se habían conocido ambos y sintió un escalofrío. Por fortuna, Paris había cambiado mucho desde entonces. Cualquiera hubiera podido jurar que se habían intercambiado los papeles. Ahora Paris era mucho más tolerante y parecía haberse infectado de su inconsciencia, y Carlos había adoptado una faceta conservadora en la que en ocasiones le costaba reconocerse.

PARIS – Toda la gente que ha venido al barrio desde que lo amurallamos es cosa vuestra, Carlos. Si por mí fuera, el único que habría aparte de nosotros sería Fernando, que es el único que ha demostrado merecérselo.

CARLOS – Mira, razón de más. Tú siempre has sido reacio a dejar entrar a nadie de fuera, eso es cierto. ¿A qué viene ahora tanto interés por conocer a esa gente?

El dinamitero reflexionó durante un par de segundos. Las conclusiones a las que llegó no le gustaron, de modo que las desechó. Ya se había hecho a la idea y no estaba dispuesto a retroceder. Esa era la primera cosa medianamente interesante que pasaba en el barrio desde hacía demasiado tiempo, y él tenía serios problemas para lidiar con el aburrimiento.

PARIS – Que no me líes. No… no vengas si no quieres. ¡Déjame en paz!

CARLOS – No se trata de eso…

Paris ya no le estaba prestando atención. Había comenzado a bajar los peldaños que le llevarían de vuelta a tierra firme. Carlos siguió en vano intentando hacerle entrar en razón, pero pronto se calló, al cerciorarse de que estaba hablando solo. Exhaló, formando una pequeña nube blanca frente a su boca que enseguida se disolvió, y se ajustó un poco más la bufanda. Le dio un poco de margen y pronto comenzó a bajar él también.

Casi una docena de personas les dieron la bienvenida cuando llegaron de vuelta al suelo. Carlos se sorprendió de encontrar incluso a Fernando y a Marion, que no estaban ahí cuando él empezó a subir. Le incomodó sobremanera descubrir a tanta gente fuera del barrio charlando tranquilamente, ignorantes del riesgo que corrían. Aunque hacía un día de perros y más de veinticuatro horas que no veían a un solo infectado, no le pareció correcto. Sentía que se le estaba yendo de las manos, y maldijo a Gustavo por haber dado la voz de alarma. Estaban todos muy excitados y se atropellaban al hablar. Cualquier cosa que rompiese la monotonía que se había apoderado de sus vidas era más que bienvenida, y no le hizo falta ni un minuto para hacerle entender que no sería capaz de hacerles entrar en razón.

La discusión no se demoró demasiado. Había quienes querían ir, como Paris, Gustavo o Zoe. Esa niña se apuntaría hasta a un bombardeo si ofrecieran plazas. Había quienes no querían ni oír hablar de ello, como Fernando, que se mostró inflexible, por más que Paris le insistió hasta la saciedad. El mecánico guardaba un vívido recuerdo de la última vez que Paris le convenció para salir del barrio en busca de aventuras, y no tenía ninguna intención de repetirlo. El único que mostró abiertamente su disconformidad de ir a investigar fue Carlos, que finalmente y a su pesar, tuvo que darse por vencido. Ni siquiera Bárbara se puso de su lado, lo cual le resultó, cuanto menos, sorprendente.

Para su tranquilidad, en el momento en el que abandonaron el barrio media hora más tarde a bordo de la sobreprotegida furgoneta Volkswagen en la que Fernando había seguido trabajando incansable, que ahora parecía más bien un tanque en miniatura, comenzó a caer una fina llovizna, que fácilmente se transformaría en una nueva nevada si las temperaturas se mantenían igual de bajas que los últimos días. A bordo iban seis personas: Gustavo, con su inseparable arco olímpico, acompañado de su hermana, que se negó a dejarle salir si no era en su compañía, Paris, que iba al volante, canturreando una canción que ninguno de los presentes supo reconocer, Carla, Carlos y Bárbara. Todos iban armados hasta los dientes, y habían prometido no delatar la ubicación de Bayit a las personas con las que se iban a reunir hasta que no estuviesen al cien por cien seguros que no resultarían una amenaza.

Anuncios
comentarios
  1. Angela dice:

    ya quiero saber a quien encuentran!! 😱

  2. battysco dice:

    ¡Expectante es la palabra!

  3. Angela dice:

    😳… encuentran a 1068 personas??
    😝!!! ya entendi!!

  4. Drock9999 dice:

    Ya estoy igual que Carlos. No me puedo fiar de a quienes se encuentren. Se que esto son bases para AOLDLM (posiblemente) pero no deja de hacerme sentir intranquilo!!!!

    D-Rock

    • Siempre es muy interesante ver cómo elucubráis, desde la perspectiva de ser la única persona que conoce el desarrollo final de dicho arco argumental. Ahora me estáis sorprendiendo e incluso preocupando un poco. xD Todo responde a la voluntad de ofrecer verosimilitud y compacidad a la historia (aunque no lo parezca, me esfuerzo bastante por resumir lo que quiero explicar para no alargar la novela más allá de lo imprescindible xD), y sólo una visión global puede responder satisfactoriamente a cada decisión en apariencia arbitraria. De ahí la magia que muchos de vosotros me habéis expuesto destila la relectura. Hay miles de matices que pasan desapercibidos en la primera lectura, que están ahí a mala fe para dar qué pensar. Pensad que ahora la novela, aunque a este tomo fácilmente le puede quedar la mitad o incluso más hasta llegar al final, ha llegado ya al punto más alto de la montaña rusa, ha estado cogiendo altura por medios mecánicos durante dos tomos y medio, y en adelante se dejará caer haciendo uso de la inercia, con la voluntad de hacer disfrutar al pasajero, pero sólo explotando las cartas que hay sobre la mesa, sin añadir nada… nuevo, nada que no haya escondido a traición mientras nadie miraba (que ya adelanto que he escondido millones de cosas). Seguir presentando personajes con sus flashbacks y alargarla hasta la eternidad sería lo más fácil, matando a alguno de vez en cuando para poner un toque de drama (con o sin bate de béisbol xD) para que no haya tantos y den cabida a los nuevos… sería TWD xDDDDDDD Y yo no quiero eso. De hecho… ahora que lo menciono… Yo soy de los que dejó de ver la serie a las dos temporadas y el cómic poco después del arco del gobernador, por el más absoluto tedio. Mi sensación era la de que el guión se parecía demasiado a un pollo sin cabeza, como si se cansaran de los arcos argumentales y los personajes y continuamente hicieran borrón y cuenta nueva con una idea que les gustaba más, hasta que al final se cansaban de ella como con todas las anteriores, para meter otra nueva y así sucesivamente hasta la saciedad, añadiendo ideas absolutamente ajenas a la historia e incluso al universo que ellos mismos habían creado, sólo porque en ese momento les pareció divertido (y divertido es un eufemismo). Quizá soy demasiado tiquismiquis… A mi eso no me gusta, pero para gustos colores. Yo con AOLDLV siempre he tenido la voluntad de contar UNA historia (la historia de Bárbara), compacta pese a su extensión, con mil bifurcaciones y subtramas y personajes que se cruzan, pero con la voluntad de que el lector, a resumidas cuentas, al acabarla, sintiera que le han explicado una IDEA. No en vano cuando empecé a escribirla ya sabía cómo y cuándo acabaría, qué personajes tenían fecha de caducidad y cuándo, todos los arcos más relevantes… Quizá sencillamente sea otra manera de afrontarlo… En AOLDLV, entre que empieza y acaba, a duras penas va a pasar un año en la cronología interna de la novela (¡¡¡del que lleváis leídos sólo tres meses!!!), y pese a que una vez termine dejará el espacio abierto a la imaginación sobre la continuidad que pueda surgir de la situación que da punto y final a la novela… nunca la he planteado como algo ad eternum. Y… TWD sí parece tener esa voluntad, lo cual es igualmente noble. Pero… la manera de presentar los arcos, la erratiquérrima evolución de los personajes y el efecto… ya me he cansado, ahora me invento otra movida y reciclo a los personajes que tenía en esta nueva trama… No sé… ¿Qué opináis vosotr@s? Al respecto de AOLDLM… añadiría un matiz que considero cuanto menos sano. La idea de dicha secuela está en el aire, y tengo la firme voluntad de escribirla (una vez acabe AOLDLR como pronto), pero no está planteada como una continuidad sana de AOLDLV, jamás la consideraría el cuarto tomo, no es el fruto de una estratégica colocación de piezas que den pie a nuevas tramas que no estuvieran lo suficientemente cerradas. AOLDLV, una vez termine, quiero que os deje con la sensación en el cuerpo de… “no se me ha quedado corta ni larga, ha explicado lo que quería que explicar haciendo uso del número de páginas que ha considerado oportuno, pero no ha dejado cabos sueltos, ha acabado y punto”. Su secuela, por así decirlo, podrá leerse sin haber leído antes AOLDLV, sin que el lector se notase perdido. No en vano se iniciará rondando el 2025 2030 en la cronología de las novelas, y sólo pretendo rescatar a un solo personaje de los que conocéis AOLDLV, que en este caso sí sería un protagonista con todas las de la ley, con su visión 100% sesgada a su propia perspectiva, no parte de una novela coral con un narrador tan omnisciente. Eso sí, el que haya leído AOLDLV y luego lea AOLDLM lo va a gozar muuucho más. No sé si me explico. xD

      David.

  5. Angela dice:

    Absolutamente.

  6. battysco dice:

    Tienes mucha faena en escribir Lord David… y nosotros en leer…

    Creo que te has explicado muy bien. AOLDLV quieres que sea una historia finita con todos sus cabos bien atados; AOLDLR, si no me equivoco, se tratará de una nueva novela que no tiene absolutamente nada que ver; AOLDLM tendrá un contexto que continuará de alguna manera con el de AOLDLV, pero conformando una nueva historia con un punto y aparte más que evidente respecto AOLDLV. Si no es así, puedes decirme.

    …No sé los demás, pero yo hace tiempo que voy con los arneses puestos esperando a gozar al máximo con la bajada de la montaña rusa que nos auguras.

    PD: en cuanto a TWD yo la sigo porque los zombis me gustan demasiado XD. Cierto es que el planteamiento de la serie es tal cual lo describes, por lo que el interés que me provoca es cambiante según la temporada o incluso el capítulo, pero aún así, la veré hasta el final. Añado que el primer capítulo de esta nueva temporada ha sido bestial, y ahora todos los que quedan serán sucedáneo hasta llegar a la muerte del malo malísimo, que me imagino que volverá a subir el listón con buenas dosis de sadismo.

    Saludos,

    Sonia.

  7. Drock9999 dice:

    Mas que claro! Ni por uno momento me detuve a pensar que el ingreso de nuevos personajes seria una violación directa a tu palabra de no incluir a nadie mas que no se haya visto. Y si algo tenéis, Lord Villanueva, es un honor y una fe a la palabra tan inmensos como el mismo Poniente.

    Solo que eso no hace mas que preocuparme pues, quien entonces que ya hayamos visto puede estar allí???

    DLR sera una bocanada de aire del estrés que me ha causado Barbara en estos “tres meses” de aventuras. DLM con esa pequeña introducción, me ha dado ganas de seguir de largo. Pero tiempo al tiempo. Aunque Tiempo también me gusto demasiado y siempre lo he dicho, que tus obras predecesoras son dignas de ser leídas con toda atención.

    Con anterioridad he mencionado que jamas he visto TWD pero un amigo me invito a ver el primer capitulo de esta nueva temporada (motivo por el cual entiendo la referencia del bate XD) y debo decir que aunque poco de zombis, si me dejo bastante interesado. Creo que el problema, al igual que con varios que llegaron a este lado de la vida, es que querían ver zombis por todos lados, y en el caso de TWD, por lo que me han contado, los zombis son solo paisaje, mera decoración.

    En el caso de AOLDV: !!!NO SON ZOMBIIIIIIIISSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!

    Pero creo que le puedo dar la oportunidad a TWD.

    Ahora continuare con la lectura, a ver que nuevas sorpresas nos traes, amigo David.

    D-Rock.

  8. Nuevas y viejas sorpresas, y confío que más de un susto. Todo a su debido tiempo. 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s